3 minutos, 3 momentos al día: cuidados faciales durante la temporada de aceituna

3 minutos, 3 momentos al día: cuidados faciales durante la temporada de aceituna

Categorías: Dermofarmacia

(Por Blanca Velasco:) ¿Crees que es imposible cuidarse bien la cara durante la campaña de la aceituna?

¡Es posible! ¡Sólo hay que dedicar 3 minutos, 3 momentos al día!

Durante una campaña tan dura y larga como es la de la aceituna, que se desarrolla en invierno y puede prolongarse meses, somos conscientes de que nuestro cuerpo sufre pero, ¿y nuestra piel? ¿Qué cuidados le proporcionamos? ¿O simplemente nos protegemos del sol?

Normalmente usamos cremas protectoras solares con altos índices de protección ya que se está en el campo durante muchas horas y muchos días seguidos. Bien. Con ellas nos protegemos del sol, del fotoenvejecimiento, del aire… Estamos protegiendo nuestra piel y es cierto. Pero nuestra piel necesita más, no sólo la protección solar diaria, sino hidratación, nutrición, seguir cuidando el contorno de ojos y sobre todo una buena limpieza diaria que elimine los restos de protección solar, pero también y lo más importante, la suciedad, el polvo, que se acumula de estar en el campo, igual que nos duchamos o nos lavamos concienzudamente las manos.

Por lo que no es igual cuidar la piel, que proteger nuestra piel, y más aún en invierno y durante la campaña de la aceituna.

 

¿Qué vamos a hacer para cuidar nuestra piel?

Una sencilla rutina diaria adaptada a estos meses tan complicados, que además del trabajo diario (casa y niños), pasamos fuera de casa toda la jornada y solo tenemos la noche para ponernos al día, cuidarnos y relajarnos un poco… Por supuesto, debemos dedicar un minuto a nuestra rutina, a nosotras mismas. La razón es bien sencilla, es una necesidad de nuestra piel, al igual que el descanso para nuestro cuerpo. Al mismo tiempo que aplicamos alguna pomada o gel con masaje, nos ponemos la manta eléctrica o simplemente nos tumbamos… Debemos de limpiar y aplicar la crema de tratamiento que repare la piel de las numerosas agresiones que recibe durante la jornada en el campo. El descanso, el sueño, es reparador para todo nuestro organismo. En él, durante la noche se dan procesos de reparación, de renovación y se liberan sustancias para poder afrontar la siguiente jornada. Igual que a la cuerpo, a la piel también hay que ayudarle. 😉

De todas las cremas de belleza que tenemos en nuestro neceser ya sabemos que la más importante es la crema de protección solar con un índice de protección alto y de amplio espectro (UVA y UVB) con un SPF 50+, ya que son muchas horas de exposición y en la mayoría de los casos solo renovamos una o dos veces la aplicación. Con ella nos protegemos y prevenimos la aparcición de manchas y arrugas, muy difíciles de eliminar después. Todo esto lo tenemos claro.

Pero necesitamos 3 momentos, 3 minutos al día para el cuidado facial.

Yo os propongo lo siguiente:

 

Rutina 3 momentos-3 minutos al día.

 

Minuto 1: por la mañana

Limpieza: Un todo en uno es lo más rápido: Agua Micelar, Espuma Limpiadora, Aceite Desmaquillante (este aceite nos viene muy bien para retirar los pigmentos del protector solar con color) o Gel Limpiador (pieles grasas). Limpiar con productos que se retiran con agua es rápido, completo, relajante e incluso lo podemos hacer en la ducha. ¿A qué no se te había ocurrido? 😉

post-aceituna-6

 

Contorno de ojos (según edad y condiciones de la piel, a partir de los 25 años). Hay un amplio abanico. ¡Si lo estás usando, no dejes de hacerlo!

post-aceituna-4

 

Sérum:

  • Para evitar el daño solar: Repaskin de Sesderma.
  • Antimanchas: Ladival sérum regenerador con Fotoliasa.

post-aceituna-5

 

Protección solar con o sin color de SPF 50+. Como los filtros tardan 20 minutos en fundirse en la piel y empezar a ejercer de pantalla protectora podemos echarnósla incluso de camino al tajo. Otro truco para ganar minutos al día. 😉

post-aceituna-2

 

Minuto 2: al mediodía

Renovar la aplicación de la protección solar, como mínimo una vez en la jornada, a mediodía, cuando paremos para comer.

 

Minuto 3: por la noche

Limpieza: Con el limpiador que tengamos todo en uno. A este limpiador: espuma, gel, etc le añadiremos una gota de crema exfoliante para eliminar bien el polvo, céclulas muertas, restos de protección solar… Limpiaremos en profundidad y de forma impecable. La exfoliación debe hacerse una vez por semana en circunstancias normales, es decir, durante el resto del año. Con este sencillo truco seguimos ganando tiempo, a la vez que limpiamos de forma profunda y excelente. 🙂

Contorno de ojos: Ya sabemos que hay que seguir cuidándolo. (Según edad y condiciones de la piel, a partir de los 25 años)

Sérum:

  • Hidratante: SOS de Caudalíe.
  • Regenerador: E´lixir Premier Cru de Caudalíe.
  • Antienvejecimiento: Reti Age de Sesderma.

post-aceituna-3

 

Utilizaremos uno de estos sérums de tratamiento en función del tipo de piel y del estado de la misma. El sérum es un plus para nuestra piel y deben usarse a partir de los 30 años, pero siempre dependerá del estado de la piel para saber cual es el que necesitamos.

 

¿Y si llueve y no voy al campo?

Pues la verdad es que viene ¡genial! 🙂 Haremos la Rutina Semanal.

Será en 3 pasos, por la tarde o por la noche.

  1. Limpieza.
  2. Exfoliación: Con exfoliante específica según el tipo de piel: Crema Exfoliante Suave, para pieles sensibles o la Exfoliante Desincrustante para todo tipo de pieles. De Caudalíe.
  3. Mascarilla Hidratante, en caso de pieles secas. Mascarilla Purificante, para pieles mixtas o grasas o la Detox, para todo tipo de pieles. Todas son de Caudalíe, y todas me encantan.

 

post-aceituna-1

 

¿Qué os han parecido estas sencillas rutinas para que la piel no sufra en la aceituna? Os aseguro que os va a venir muy bien, no sólo para vuestra piel, sino para encontrar esos momentos para nosotras que todas necesitamos.

Ya me contaréis. 😉

Recuerda que me tenéis a vuestra disposición, previa cita, en la Consulta de Dermofarmacia para analizar vuestra piel y resolver todas vuestras dudas sobre la piel y los productos que necesita.

 

 

 

 

 

 

 


Compartir en redes


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *