Tengo gafas y no sé cómo maquillarme

Tengo gafas y no sé cómo maquillarme

Categorías: Dermofarmacia, Destacadas, Óptica

(Por: Blanca Velasco) Un buen maquillaje es fundamental para lucir guapa y radiante en tantos momentos, que se alargan y se convierten en horas fuera de casa, ya sea por trabajo u ocio. Por eso, lo prepararemos bien, al igual que hacemos con todo lo demás: ropa, zapatos, complementos, pelo…

En este artículo nos centramos en como debemos maquillarnos las usuarias de gafas, y digo maquillarnos, porque yo misma llevo gafas diariamente. Es por eso, por mi propia experiencia, por la que os quiero dar unas pautas de maquillaje para usuarias de gafas.

Dichas pautas serán en función de:

  • Si es para un maquillaje de diario u ocasiones especiales.
  • La corrección que llevemos en las mismas, que modifica el tamaño de nuestros ojos
  • Del color de ojos.

 

Para un maquillaje perfecto y duradero lo primero es preparar bien la piel. Aplicaremos productos que además de que fijen e iluminen el maquillaje, hagan desaparecer el cansancio y despierten la luz de nuestra piel.

Pasos a seguir:

  • Limpieza
  • Ampolla flash de belleza
  • Correcciones: para cubrir imperfecciones (rojeces, manchas, ojeras…)
  • Puntos de luz: para iluminar las distintas zonas del rostro: en los ojos: arco superciliar y en las comisuras de la boca.
  • Base de maquillaje: unificadora del tono de la piel, resistente al agua (y por lo tanto al sudor).
  • Polvos traslúcidos que dan un efecto mate y fijan.

 

A continuación seguiremos con el maquillaje de ojos y aquí os damos las pautas para las usuarias de gafas. Como hemos dicho al principio, el defecto visual que tengamos afectará al tamaño de nuestros ojos y eso será determinante para elegir un color u otro.

En caso de miopía -> la lente hace más pequeño nuestro ojo, por tanto, para agrandarlos usaremos como regla general, tonos de sombras claros. La línea de contorno será más sostenida e intensa que si no se usan gafas. Debajo de la ceja pondremos un punto de luz (con sombra o lápiz blanco) y espesaremos bien las pestañas con la máscara.

 

 

En la hipermetropía -> la lente agranda los ojos, en muchos casos exageradamente, en especial en altas graduaciones. Por ello se marcarán también más los defectos, es decir, las arrugas del contorno de ojos. La norma a seguir serán sombras de ojos oscuras. Elegiremos sombras suaves, mates, muy difuminadas y la máscara de pestañas será ligera.

En el astigmatismo -> son las lentes que menos distorsionan los ojos, por lo que maquillar los ojos será fácil, en el sentido de que no hay que seguir unas pautas especiales. Solo hay que evitar los tonos sombríos como los verdes y algunos grises que endurecen la mirada tras las gafas.

 

Pero esto se complica un poco, hay que jugar con el color del iris ya que todos los tonos no favorecen por igual.

Así los colores de sombras que usaremos en función de nuestro color de ojos será:

  • Ojos azules y grisáceos: naranja y amarillo oro.
  • Ojos verdes: dorados, morados, malva, ocre, rosas, melocotón.
  • Ojos marrones: beige, morada, negra, marrones, ocre-amarillo, rosa-salmón, azul cálido.
  • Ojos negros: gris claro, humo, rosas acompañados de un toque blanco.

 

Para fijar el color y que el maquillaje de ojos sea duradero, antes de poner las sombras daremos en los párpados un toque de polvos traslúcidos y extenderemos bien. Maquillaremos con las sombras y lápiz. De nuevo enpolvamos los párpados suavemente y volvemos a maquillar encima. Ya veréis que aunque sea más laborioso la sombra no se borrará ni se acumulará en el pliegue del ojo.

Siguiendo esta técnica, la paleta de colores y con las pautas en función de nuestro defecto visual conseguiremos un maquillaje de ojos bonitos, favorecedor y duradero. Podemos usar gafas e ir bien guapas.

 

¿Y para una ocasión especial?

Pero todavía no hemos terminado si queremos un maquillaje para una ocasión especial. Una vez que maquillamos el rostro y los ojos, nos falta el toque final. Labios y colorete. Los tonos a usar para ambos serán en función del maquillaje de ojos y de lo que más nos favorezca.

 

Los tonos rosas en pómulos son naturales y muy favorecedoras por ser muy femenino. Hay pieles a las que les favorecen los marrones o bien por tu tono de piel o bien por tener rojeces. Los tonos anaranjados y melocotón son una excelente opción para las pieles muy claras, también a juego con unos labios rojos anaranjados.

 

Para los labios, el rojo es el rey de la temporada. Además del rojo se llevan los granates y en general, labios oscuros. Mi consejo y mi opción no es tanto de dejarse llevar por la moda sino ponernos aquello que más nos favorezca.

 

Y para terminar no olvidarnos de las uñas aplicar en pimer lugar una base que da fortaleza y protección a la uña, a continuación la laca o esmalte de uña. El color lo eligiremos según el look, el color de piel de nuestras manos, la moda, etc. Es algo más abierto pero que también hay que cuidar. 😉 Unas breves pinceladas:

  • Pieles claras: colores pasteles, rojo y celeste.
  • Piel media o amarillenta: beige, gris, plateado, morados claritos, rosas fuertes y rojos.
  • Pieles morenas: colores cálidos como el naranja, el cobre y el violeta. Esmaltes metalizados o plateados

 

Espero que os haya gustado este post, fruto de  mi experiencia y que os haya sido útil. 🙂

Blanca.


Compartir en redes


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *