¿Cómo vas a prevenir este año los resfriados?

¿Cómo vas a prevenir este año los resfriados?

Categorías: Destacadas, La Salud en #farmavelasco

(Por: Marian Velasco) Como cada año el otoño nos trae cambios de temperatura, el llamado “entre tiempo” que a parte de volvernos locos con lo que ponernos, es muy frecuente que nos resfriemos debido a varios factores. Además sufrimos cambios de temperatura bruscos, para los cuales no estamos muy preparados y surjen los primeros resfriados, dolores de garganta, etc.

Los resfriados y la gripe, merman nuestra calidad de vida, nuestro ánimo y en ocasiones pueden hacer hasta que nos demos de baja en el trabajo por eso es importante preprarse para evitarlos.

La clave es tener un sistema inmuniatario fuerte, qué esté alerta para defenderse de las agresiones externas de virus y bacterias. Con un sistema inmune fuerte seremos capaces de prevenir muchos tipos de enfermedades, no sólo las que afectan a nuestro aparato respiratorio sino también infecciones urinarias, del digestivo o de la piel.

Debemos saber que nuestro sistema inmunitario es una protección natural innata, con la que nacemos, y que nos protege frente a agentes externos. Este sistema junto con las barreras externas naturales como la piel y las mucosas hacen que estemos protegidos. También debemos saber que esta inmunidad se va desarrollando a lo largo de la vida, desde el mismo nacimiento por el canal del parto adquirimos las primeros probióticos o “bacterias buenas” de la flora intestinal,  a través de la lactancia materna se nos transmiten importantes “defensas”, las inmunoglobulinas, con la vacunación nos inmunizamos frente a enfermdades específicas y a lo largo de la vida según las enfermedades infecciosas que vayamos padeciendo vamos creando defensas, ya que el sistema inmunológico tiene memoria.

 

¿Qué influye negativamente o merma nuestro sistema inmune?

* El estrés. Cuando sufrimos estrés, preocupaciones o nerviosismo y mas aún si el estrés es crónico, nuestro sistema inmunitario se debilita y su respuesta frente a los ataques de virus y bacterias no es el óptimo.

* Tabaco y Alcohol.

* No dormir bien o las horas de sueño mínimas para un descanso reparador que en el adulto son 7 u 8 horas.

* Comer mal. La alimentación es un pilar fundamental en nuestra salud general. Por eso en los cambios de estación o si sufrimos estrés debemos cuidar nuestra alimentación especialmente.

* Higiene corporal adecuada. En especial lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia, más aún si vamos a un hospital o focos de infección.

* Evitar altos contenidos de cafeína.

* Evitar los azúcares simples: azúcar o alimentos azucarados. Hay muchos alimentos que contienen gran cantidad de azúcares pero no lo tenemos en cuenta. Son por ejemplo: la bollería, galletas, mermeladas, salsas, bebidas refrescantes, algunos zumos, etc. Mirad bien las etiqeutas de composición de los alimentos para detectar azúcares en alimentos procesados.

 

Y ahora en positivo…

¿Qué podemos hacer para mejorar nuestro sistema inmune?

Sin duda alguna, una vida sana, relajada, con rutinas y buenos hábitos es fundamental para manternernos sanos y fuertes. Aún así podemos aportarle un plus a nuestras defensas con la dieta, el ejercicio físico, polivitamínicos y/o extractos de plantas medicinales.

Dieta

La pauta general es seguir una dieta mixta y equilibrada que consiste en que en nuestra dieta diaria tomemos alimentos muy variados y en las proporciones adecuadas para que nos aporten los macronutirentes necesarios (lípidos, proteínas e hidratos de carbono) y micronutrientes adecuados (vitamninas y minerales). Hay alimentos que debemos incrementar su consumo.

Ojo a estas recomendaciones:

-> Alimentos frescos, en especial, frutas y verduras por su contenido en vitaminas, antioxidantes y minerales.

-> Aumentar la cantidad de ácidos grasos esenciales, que se encuentran en el pescado azul, frutos secos o aceite de oliva virgen extra.

->Vegetales de hoja verde como lechugas, espinacas, canónigos, etc. igualmentes ricos en vitaminas.

-> Beber agua e infusiones para mantenerse hidratado. Dos litros al día es la cantidad óptima en condiciones de salud.

Hábitos de vida

– Ejercicio físico adaptado a nuestra forma física.

– Exponerse al sol ya que con ello mejoramos nuestro ánimo y la producción de vitamina D.

Polivitamínicos y minerales

Se asocia deficiencias de vitaminas y minerales con un sistema inmunitario pobre y tendencia a padecer enfermedades infecciosas.  En concreto con: el Zinc, Selenio, Hierro y Cobre que son minerales y vitaminas: el Ácido Fólico, vitamina A, B6, C y E. Por ello, es recomendable tomar un suplemento vitamínico que contenga estos micronutrientes para evitar posibles carencias y tener nuestras necesidades cubiertas.

Pero además de polivitamínicos que funcionarán de diferente manera en cada persona, ya que nuestro sistema inmue es único y su estado varía, nos pueden ayudar y reforzar las plantas medicinales que son de eficacia comprobada en multitud de dolencias.

Fitoterapia

Las plantas medicinales son buenas aliadas en esta época del año para ayudar a nuestro sistema inmunológico a combatir virus y bacterias.

La Equinácea es una planta tradicional de América del Norte y la más recomendada para ayudar a nuestro sistema inmune en resfriados. Se utiliza la raíz que es donde están presentes sus numerosos principios activos inmunoestimulantes: los polisacáridos hidrosolubles, flavonoides y derivados cafeínicos. Estos principios activos aumentan el número de glóbulos blancos o leucocitos.

El Ajo que ya se usaba en la antigüedad por egipcios y hebreos ha demostrado en estudios realizados recientemente su poder bacteriostático, antiséptico y antifúngico, es decir, que actúa frente a bacterias, virus y hongos.

El Ginseng es muy eficaz contra la fatiga, el agotamiento físico e intelectual. En China goza de gran reputación por sus propiedades tonificantes y afrodisíacas. Se utiliza la raíz. Es un excelente tónico y revitalizante que también ayuda a la función inmune. En personas que sean sensibles a la cafeína u otras bebidas estimulantes (té, etc) está desaconsejado.

El Própolis es el secreto de las abejas para proteger la colmena de hongos y bacterias. Se trata de una resina recolectada por las abejas para sellar grietas y proteger la colmena. Se obtiene de los panales de las abejas. El própolis era usado por los antiguos egipcios para la momificación de los cadáveres y evitar su descomposición.

Los Probióticos son los suplementos más recomendados para mejorar el sistema inmunitario, tanto del tracto digestivo como respiratorio. Ayudan a tener una buena flora bacteriana beneficiosa, lo que refuerza a nuestro sistema inmune.

Pero, ¿qué son los probióticos? Son concretamente microorganismos vivos, bacterias “buenas” que viven en nuestro organismo de forma natural. Son beneficiosos y necesarios.

Son los llamados lactófilos, las bifidos, la levadura saccaromyces que se ha puesto “de moda” tomarlos exógenamente a través de “yogures con defensas” tipo Lacotbacillus en lugar de favorecer su proliferación natural a través de una dieta rica en fibra.

Ojo, no confundir probióticos con los Prebióticos que son los que aportan nutrientes para el correcto desarrollo de esta flora bacteriana beneficiosa. Son las sustancias que alimentan a los probióticos (la flora bacteriana) del aparato digestivo, no son microorganismos. Se encuentran en los alimentos frescos, concretamente en la fibra de vegetales y hortalizas.

 

Y para terminar este post os recomendamos algunos productos que pueden ayudaros a afrontar este otoño y el invierno más fuertes y sanos, sin olvidar una dieta adecuada, practicar ejercicio físico y en general, un estilo de vida más saludable. 🙂

 

¡Consúltanos! Especialmente cuando te sientas “flojo/a”, estados de mucho trabajo o estrés o simplemente te resfrias con frecuencia…

 

img_3105

Airbone: Vitaminas, Minerales, Equinácea y Ginseng. Adultos y niños mayores de 15 años.

 

 

img_3152

ArkoBiotics: Vitaminas, Minerales, Jalea Real con Probióticos. Niños y Adultos.

 

img_3107

Akovox: Extracto de Própolis. Niños y Adultos.

 

img_3106

Protect: para niños. Própolis, Jalea Real y Vitamina C.

 

Viñeta: web Cuanto Dura.

 

 


Compartir en redes


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *