Rutinas de belleza para las pieles maduras

Rutinas de belleza para las pieles maduras

Categorías: Dermofarmacia, Destacadas

(Por: Blanca Velasco) Ya tenemos aquí, por fin, el primer post del año que va dedicado a la Dermo y en concreto, a los tratamientos que recomendamos en pieles maduras.

Aunque este post sea más denso de lo habitual merece la pena una lectura detenida para revisar nuestras rutinas.

Como siempre, pásate por la farmacia para ver que le conviene a tu piel, consultar, probar productos, pedir muestras… Recuerda que tenemos la Consulta de Dermofarmacia Personalizada. 🙂

Empecemos por el principio…

¿A qué edad consideramos que una piel es madura?

No existe una edad exacta ya que todo dependerá del bagaje y cuidados de cada piel. Podemos considerarla cuando se retira la menstruación y entramos en la menopausia. También se puede considerar a partir de los 50 años. Pero aun así, hay pieles que han sido especialmente castigadas, poco o mal cuidadas o hay mujeres que sufren menopausia precoz y pueden presentar de manera temprana signos de envejecimiento propios de las pieles maduras. Además el cómo y el cuándo envejecemos, también a nivel de nuestra piel viene condicionado genéticamente, y qué duda cabe que el estilo de vida, el medio ambiente y los cuidados influyen determinantemente.

Características de la piel madura

La piel, como todos los órganos del cuerpo, es para toda la vida. A diferencia del resto, la piel, tiene una importante capacidad de regeneración y reparación. Con el paso de los años esta capacidad de reparación se va reduciendo, por eso en la madurez es prioritario estimular la regeneración cutánea. Se acentúa mucho mas la deshidratación de la misma, las glándulas sebáceas tienen menor actividad provocando una piel seca rugosa y áspera, como consecuencia el tejido conectivo y las fibras elásticas se alteran y la piel se cae provocando un descolgamiento. Además, la piel, es uno de los órganos más expuestos al exterior, especialmente la piel de la cara y manos, y es ahí donde más se van a notar los cambios y por lo tanto, van a marcar la edad que tengamos o que aparentemos, en función del cuidado que hayamos hecho a lo largo de la vida, a parte de la influencia los factores genéticos y ambientales que mencionamos al principio.

Vamos ya con las características:

  • Sequedad.
  • Áspera al tacto.
  • Arrugas. Pérdida de elasticidad, firmeza y tonicidad. La piel se afina y adelgaza.
  • Tonalidad amarillenta o apagada, que se agrava con irregularidades en la pigmentación: las temidas manchas.
  • Disminución de la renovación celular.
  • Se vuelve más frágil y cicatriza peor.
  • Los capilares sanguíneos se dilatan, dando lugar a antiestéticas “venitas”, la cuperosis.
  • Aumento de la sensibilidad a algunos productos.

Situaciones a las que suelen encontrarse expuestas este tipo de piel.

  • Cambios hormonales
  • Dieta desequilibrada
  • Sedentarismo
  • Estrés y/o cansancio
  • Falta de sueño
  • Medicamentos: especial mención merecen los medicamentos ya que algunos pueden causar reacciones adversas sobre la piel: prurito, eczemas, urticaria o hiperpigmentaciones.
  • En concreto: la xerosis (piel seca debido a la falta de urea y/o falta del factor natural de hidratación (FHN) y lípidos de la barrera cutánea) la producen antidiabéticos orales, hipocolesteremiantes, diuréticos, laxantes, antihistamínicos. El prurito lo causan: opiáceos y derivados, progestágenos, testosterona, quimidina y ácido acetilsalicílico. Los corticoides agravan: estrías, arrugas y flacidez. Las manchas: hay muchos medicamentos fotosensiblizantes de diferentes grupos terapeúticos. Algunos aines y antiácidos son lo más comunes.

 

¿Cuáles son los tratamientos que recomendamos en las pieles maduras?

Hablaremos de la rutina diaria y la rutina semanal que no se limitará solo a la piel de la cara sino que los cuidados se extenderán a cuello y escote que evidencian más los signos del envejecimiento. Estas zonas del cuerpo son más finas y tienen menos glándulas sebáceas pero además, son zonas olvidadas durante mucho tiempo que evidencian más el paso de los años. Por eso hay que cuidarlas antes y también en esta etapa.

Rutina diaria

Mañana:

1/ Limpieza con leche limpiadora, que como su nombre indica es para retirar la suciedad e impurezas de la piel y a continuación el tónico que restaura la barrera hidrolípidica, es decir, la barrera protectora de la piel. Nuestra elección es Caudalíe por ser cosmética natural, de extractos de uva, apta también para pieles sensibles.

2/ El contorno de ojos necesita un cuidado especial. Es necesario un contorno de ojos con un potente antiarrugas y también que actúe sobre bolsas y ojeras. Elegimos Reti-Age de Sesderma. que contiene 3 tipos de Retinol (Vitamina A) encapsulado para una acción constante durante el día.

3/ Tratamiento complementario. A nuestro tratamiento diario añadiremos un buen sérum antiarrugas y firmeza. Nos encanta el Sérum Firmeza Resveratrol Lift de Caudalíe con Ácido hialurónico, Péptidos y Resveratrol. Se aplica antes de la crema de día.

4/ Crema de día debe contener componentes altamente hidratantes. La falta de hidratación es una de las debilidades de las pieles maduras. La crema Fillderma One de Sesderma contiene Nanoesferas de Ácido hialurónico y otros componentes que la refuerzan haciendo que sea también antienvejecimiento. Es la crema rellenadora de arrugas.

Si usamos maquillaje, será en crema con SPF mínimo de 20. Toleriane Teint de La Roche-Posay tiene el Fondo de Maquillaje Aqua-Crema Hidratante con SPF 20 o el Corrector de Tono Compacto-Crema SPF 35. Ambos nos encantan y podéis probar los tonos en la farmacia. Para que el acabado sea lo más natural posible, siempre medio tono más claro que nuestra piel, ópticamente disimula las arrugas y hace la piel más joven.

Si no se usa maquillaje con SPF, es necesario usar una crema con protección solar ya que en estas pieles es fundamental prevenir arrugas y manchas. Ladival tiene la Acción Anti manchas SPF 50 de textura agradable que protege y previene.

 

A media tarde tanto si nos hemos maquillado como si no, usaremos unas gotitas de sérum hidratante que mejora nuestro aspecto y le damos un plus a la piel para continuar la jornada. A lo largo del día se va perdiendo hidratación y la piel se presenta cansada y poco jugosa. Usar un sérum a esta hora es un plus que le viene de maravilla a este tipo de pieles. El Vinosource Sérum S.O.S de Caudalíe es perfecto y se puede aplicar incluso encima del maquillaje.

 

Noche:

1/ Limpieza para retirar los restos de maquillaje, suciedad, contaminación… Lo ideal es hacer la limpieza en 3 pasos, ya que de este modo, los tratamientos cosméticos que aplicaremos a continuación, serán mucho más eficaces al quedar el poro totalmente limpio. Antes de la leche y el tónico usaremos el Aceite Desmaquillante de Caudalíe que con su delicado perfume a almendras deja una sensación super agradable en el rostro, limpiando eficazmente.

2/ Aplicar el mismo contorno de ojos. No olvidar nunca la zona mas sensible de nuestra piel.

3/ Tratamiento complementario. Un sérum en forma de aceite. Son muy nutritivos y sus principios activan la renovación celular. Recomendamos El Elixir Premier Cru de Caudalíe, un aceite antiedad global para arrugas marcadas, manchas y firmeza.

4/ Crema de noche con principios activos antiedad. La Crema Premier Cru Rica, es una crema de acción antiedad completa para rejuvenecer visiblemente la piel. Contiene Resveratrol, Viniferina y Polifenoles de Uva y agentes nutritivos.

 

Rutina Semanal

Estas pieles acumulan gran cantidad de células muertas. Como ya dijimos, la renovación celular está ralentizada, haciendo que el aspecto de la piel sea apagado y el tacto áspero por ello las rutinas semanales son igual de importantes que las diarias.

Exfoliación: esta se hará 2 veces a la semana (con una limpieza previa). Caudalíe tiene una Crema Exfoliante Suave de un granulado óptimo.

Mascarilla: se hará 2 veces a la semana, tras la exfoliación. Las mascarillas serán de tratamiento, preferentemente hidratante. En los tratamientos despigmentantes se alternan la Hidratante y con una de Ácido Glicólico, también si queremos que la piel tenga un buen tono y más luminosidad.  La gama de mascarillas de Caudalíe son increíbles. En este caso nos quedamos con Mascarilla-Crema Hidratante, que nutre intensamente y la Mascarilla Peeling Glicólico, aporta resplandor en 10 minutos.

 

En el Contorno de Ojos, que es la zona más castigada podremos hacer también tratamientos semanales, con parches transdérmicos, para tratar bolsas y arrugas, 1 vez a la semana o 2. Así complementaremos el cuidado diario. Los parches C-Vit de Sesderma consiguen resultados muy buenos. En este post publicamos mi propia experiencia ->> http://farmaciavelascojaen.com/parches-contorno-ojos-c-vit-sesderma-descubrimiento/

 

Todas estas rutinas son muy interesantes de complementar con la Nutricosmética y dar a nuestra piel un plus de micronutrientes, desde el interior del organismo, y así luchar con más armas contra el envejecimiento cutáneo. Ejemplo: para las bolsas del contorno de ojos tomaremos Tisanas Drenantes, de Caudalíe. En la cuperosis es muy eficaz la Vid Roja de Arkopharma para mejorar antiestéticas “venitas” y como antienvejecimiento las Cápsulas Vinexpert de Caudalíe.

 

 

Hasta pronto. 😉

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Compartir en redes


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *